Abogados López y García | Sindicatura de cuentas
976
post-template-default,single,single-post,postid-976,single-format-standard,qode-social-login-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.5,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Sindicatura de cuentas

Sindicatura de cuentas

SINDICATURA DE CUENTAS: A BUENAS HORAS, MANGAS VERDES

En un país llamado España, donde no existe ninguna separación de poderes real, efectiva, no es de extrañar que existan casos fuera y dentro de Asturias como el denunciado y que se ha hecho eco  ese periódico respecto a la Sindicatura de Cuentas. Al parecer, este órgano pensado para controlar las cuentas y su cumplimiento por parte de los Poderes Públicos resulta que es el primero absolutamente corrupto toda vez que sus miembros están directamente puestos a dedo por los diversos partidos. Su presidente, un tal Avelino Viejo, creo recordar que fue consejero del Principado hace ya bastantes años, luego ocupó diversos altos cargos públicos hasta ser presidente de la Sindicatura. Este señor, cuyos méritos conocidos son exclusivamente los de pertenecer a un partido político, como otros tantos personajes tales como Gabino de Lorenzo, Areces, el clan de los Sanjurjo, Trevín, la actual consejera de agricultura y que fue en su día presidenta del Parlamento Asturiano –viajaba en esa época en un coche blindado por valor de unos 100.000 euros, con chofer, etc- y así se podría seguir y casi no terminar, han vivido y viven y así seguirán del dinero público de todos nosotros. Ello es así, en mi humilde criterio, por la no existencia de separación de poderes como es el presente caso en que el órgano fiscalizador de las cuentas públicas, según resoluciones judiciales, está corrompido por los partidos políticos que todo lo abarcan y, así, se designan auditores, letrados y demás personal simplemente a dedo o por cercanía a dichos partidos.

Por ello, como un ciudadano más, les agradezco y animo a todo tipo de sindicatos que conocen todas estas componendas por dentro a que denuncien y denuncien vía judicial pues, por otra parte, quienes deben hacerlo constitucionalmente miran hacia otro lado. En este sentido, voy a permitirme citar al colectivo de bomberos de Oviedo y Asturias que arriesgan su vida cotidianamente y para mayor oprobio están mal considerados por los gobernantes.

Insisto, en esta camarilla de dirigentes políticos donde lo de menos es si son del PSOE, el PP u otros partidos pues forman un grupo cohesionado donde impera el “hoy por mí y mañana por ti” hubo, existe y seguirá existiendo corrupciones como este asunto pues va ínsito en las reglas de juego corruptas aceptadas por todos ellos. De ahí que se realicen regasificadoras que luego no se utilizan, macropuertos que no tienen tráfico marítimo ni vías de entrada y salida, todo ello, claro está, con sobrecostes sistemáticos e incumpliendo los plazos y así se podrían seguir poniendo ejemplos, sabedores que el órgano que debería controlar, denunciar y acudir a los Tribunales, es decir, la Sindicatura de Cuentas está integrado por miembros sumisos que nunca van a denunciar nada en primer lugar porque carecen de legitimidad alguna al ser puestos discrecionales, a dedo, y en segundo término porque “nunca la vieron más gorda”. Eso sí, que no “pillen” a cualquier ciudadano “infringiendo” normas nimias como rebasar el límite de velocidad en 5 o 10 km/hora de más o incumpliendo algún reglamento municipal o autonómico porque entonces sí, ahí son implacables pues el poder del ciudadano individual no tiene semejanza con este sistema oligárquico de partidos políticos y sus adláteres.

No Comments

Post a Comment