Abogados López y García | LA CHAPUZA DE LA ESPAÑA DE LAS AUTONOMÍAS
21826
post-template-default,single,single-post,postid-21826,single-format-standard,qode-social-login-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.5,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

LA CHAPUZA DE LA ESPAÑA DE LAS AUTONOMÍAS

LA CHAPUZA DE LA ESPAÑA DE LAS AUTONOMÍAS

El denominado Estado de las Autonomías en la época de la denominada Transición y que es una forma de distribución del poder territorial única e inaudita en cualquier otro país del mundo, se ideó a una opinión pública y política repleta de “complejos”. Me explico: había que contentar al País Vasco y Cataluña en sus pretensiones de más poder y siendo éste la raíz del problema se crearon otras quince autonomías más porque de lo contrario la primera premisa no hubiera sido factible.


Con el transcurso de las décadas hemos visto que todas las autonomías han adquirido más y más competencias que anteriormente eran estatales y dichas competencias siendo aplicadas al libre albedrio como se ha visto en Cataluña por poner un ejemplo y creando los denominados “reinos de taifas”.


A día de hoy, con la amenaza seria de una segunda oleada de Covil-19, el Gobierno de España, después de decretar a nivel nacional el Estado deAlarma, ahora deja esa decisión a cada presidente autonómico. Esto recuerda al dicho de “hacer un pan con unas tostas”.


Sin tomar partido por una forma de estado concreta -centralista, federal, confederal, etc- parece lógico pensar que en un país como España todas las competencias más esenciales estuvieran únicamente en manos del Gobierno de España y ello por motivos de sinergias económicas, logísticas, no creación de agravios comparativos en asuntos fiscales, de sueldos de las diversas policías y de cualesquiera otro tipo y tomo como ejemplo que no es lo mismo que España compre 5.000 camas de hospital a que cada comunidad autónoma las compre por separado en cantidades menores. La conclusión parece clara: respetando la diversidad de España, que también existe en otros muchos países –no es lo mismo la Bretaña francesa que la zona de la costa azul en cuanto a costumbres, climas, etc-, lo suyo en términos macroeconómicos sería un estado central gobernado por un gobierno de España. Y es que ahora el Sr. Presidente del Gobierno de España delega en cada presidente autonómico adoptar o no, según diversos
criterios –incluidos también los políticos- un hipotético estado de alarma en este caso, sí, claramente para sus intereses políticos propios que parece ser es lo único que le interesa a D. Pedro Sánchez. En fin, de aquellos lodos…estos polvos.

No Comments

Post a Comment